Hola amigos,

Hoy deseo hacer algo diferente para mi blog, y eso es escribirlo en Español!

La razón por la que elegí escribirlo en este lenguaje, en particular, es porque el Español es mi lengua nativa. Quiero compartir con ustedes parte de mi historia, y de cómo, siendo de otro país, he podido encontrar una comunidad aquí en Biola que me ha brindado apoyo incondicional y oportunidades para que yo siga creciendo.

En primer lugar el hecho que fui aceptada en el programa de FirstGen ha sido de mucha bendicion para mi vida. Este programa me ha provisto con una mentora extraordinaria que cada semana nos podemos reunir para hablar de diferentes cosas que están pasando en mi vida. Ella me ha brindado su amor y apoyo incondicional, y claramente ha tenido un gran impacto en mi vida. Además de eso, mis clases de biblia han cambiado mi manera de pensar acerca de la vida, y me han edificado grandemente. Sinceramente, no creo que en ningún otro lugar pudiera obtener lo que Biola me ha dado!

Ciertamente, el llegar y poder adaptarme a los Estados Unidos, fue un proceso muy difícil, porque siendo de otro país mis tradiciones y lenguaje son diferentes. Muchas veces deje que estas diferencias se volvieran un obstáculo entre mis metas y yo, no dándome cuenta que estaba perdiendo muchas oportunidades. Conforme al tiempo que paso, y a través de diferentes experiencias, aprendí a ver mi historia como una manera para poder inspirar y motivar a otros muchachos, que quizás están pasando por situaciones similares. Tambien, empeze a ver qué ser bilingüe es una bendición que podría usar para el reino de Dios, su ministerio, y mi carrera profesional.

Ahora con esa misma pasión y deseo, Dios me ha dado la oportunidad de asistir a Biola, y no voy a mentir, fue un proceso intimidante pero emocionante a la misma vez por que por un lado sentía que mi sueño de ir a Biola, simplemente iba ser un sueño, pero también había algo que me decía que Dios tenía grandes planes para mi en Biola.

Es increíble mirar atrás y pensar que ya he completado mi primer semestre y ha sido una experiencia que me ha brindado inmensas oportunidades que me han ayudado a crecer en mi vida espiritual y académica, en mi relación con Dios y con otros, y también a tomar más riesgos. Por ejemplo, al principio de mi primer semestre, tuve la oportunidad de traducir para el presidente Dr. Corey, quien es el presidente de Biola. Fue un gran privilegio. También está el hecho que obtuve un trabajo como embajadora para Biola, este trabajo ha sido de bendición, ya que tengo la oportunidad de compartir mi historia con estudiantes, como ustedes!

A través de experiencias como estas, poco a poco, he ido aprendiendo cómo Dios usa nuestras historias para poner el nombre de Él en alto. Y de la misma manera, quiero invitarlos a que dejen a Dios guiarlos y usar sus historias y talentos para su reino. No importa donde naciste, de dónde eres, ni qué idioma hablas, Dios ha planeado perfectamente tu vida para un gran propósito, tu solo debes escucharle.